Cómo eliminar la piel de naranja

como eliminar la piel de naranjaLa celulitis, también conocida como piel naranja, es debida a una acumulación del tejido adiposo en ciertas partes del cuerpo y que forma quistes de grasa y toxinas.

Es un problema que afecta a 3 de cada 4 mujeres que han pasado la adolescencia y que si bien desde el punto de vista médico no es nocivo para la salud, para muchas de nosotras puede llegar a convertirse en un auténtico quebradero de cabeza, por lo que tampoco podría considerarse estrictamente un asunto estético.

Si quieres saber cómo eliminar la piel de naranja de tu piel, a continuación te presento unos consejos que te ayudarán a conseguirlo.

Causas de la aparición de la celulitis

Hoy día no sabemos qué es exactamente lo que causa la celulitis pero sí que existen factores que son desencadenantes, como fumar y tomar bebidas alcohólicas, que producen una disminución en la oxigenación de la piel.

La falta de ejercicio o un acusado sedentarismo son también dos buenos motivos para que aparezca la celulitis, sobre todo si tenemos una mala condición física asociada al sobrepeso y a problemas de salud.

Consejos para eliminar la piel de naranja

Lleva una dieta saludable y baja en grasas

Los estudios demuestran que las dietas ricas en grasas saturadas, presentes sobre todo en los alimentos con alimentos sanosprocedimientos industriales, favorecen la aparición de esta terrible molestia.

Por lo tanto, si tienes el hábito de comer “comida basura” va a ser indispensable cambiarlo. Consulta con tu médico la mejor manera de corregirlo y de paso, si tomas anticonceptivos orales, pregúntale que efectos pueden tener estos medicamentos en tu piel.

Ponte ropa bien cómoda

En las mujeres que tienen varices se complican aún más los problemas de celulitis, ya que se dificulta la circulación de la sangre y por tanto aumenta la retención de líquidos.

En general y sobre todo en este caso podemos encontrar alivio llevando siempre ropas holgadas, ya que aquellas muy ajustadas, además de hacernos sentir incómodas, van a provocar que se prolongue durante más tiempo la hinchazón.

>>>Elimina la celulitis de manera natural en pocas semanas. Click aquí<<<

Mantente en plena forma

De todas las técnicas para combatir la celulitis que no requieren pasar por la cirugía los especialistas coinciden que la mejor es el ejercicio físico. ¿Por qué? Pues es debido a que la piel de naranja se forma a partir de la acumulación de la grasa sobre el tejido, que luego se mezcla con los líquidos y las toxinas que naturalmente crea nuestro cuerpo.

Por tanto, quemar calorías al mismo tiempo que fortalecemos y tonificamos nuestros músculos, es el más importante objetivo que tenemos que tener en mente. Además, al sudar eliminarás buena parte de esas toxinas que comentaba antes.

1. El Cardio

El entrenamiento cardiovascular es muy adecuado para nuestro propósito y es tan simple como salir a la calle y cardioempezar a correr. Otras variables más exigentes, como la natación o la bicicleta, también son bienvenidas.

Este tipo de ejercicios están enfocados a que perdamos peso, así que, si queremos moldear nuestro cuerpo, tendremos que completar nuestra preparación con entrenamientos de resistencia.

2. La Resistencia

Los ejercicios de resistencia son aquellos que realizamos normalmente con pesas u otros elementos que provocan una oposición a nuestro cuerpo, como cintas o cuerdas. Si en el entrenamiento anterior quemábamos calorías, en éste vamos a transformar nuestra piel flácida en firme.

Esto nos va a ayudar a prevenir la aparición de la celulitis y en el caso de que la tuviéramos logrará que sus efectos apenas se noten. En pocas palabras, el lugar donde antes se acumulaban las arrugas y la grasa ahora estará ocupado por músculos.

Si has estado mucho tiempo sin saber cómo eliminar la piel de naranja de tu cuerpo, espero que los consejos de este artículo te hayan servido de ayuda.

Ejercicios para eliminar la piel de naranja

1. Zancadas

zancadas como ejercicio para eliminar la celulitis

Para realizar correctamente este ejercicio tenemos que estar de pie, con las piernas un poco separadas a la altura de nuestra cadera. Damos un paso hacia adelante con la pierna derecha mientras mantenemos nuestro torso lo más recto que podamos.

Debemos flexionar esta pierna hasta que el muslo quede paralelo al suelo y la rodilla forme un ángulo de 90 grados. La pierna izquierda no debe nunca separarse del piso y debemos mantenerla flexionada.

Una vez que consigamos esta posición tenemos que mantenerla durante todo el tiempo que podamos, cuando notemos mucho cansancio subimos, cambiamos de pierna y volvemos a repetir. Lo ideal es que al menos hagamos 15 series con cada una de ellas.

Para maximizar aún más las zancadas podemos coger una mancuerna con cada mano, así añadimos a nuestro ejercicio el factor resistencia, con lo que cada movimiento nos costará más esfuerzo y por lo tanto nos va a ayudar a eliminar la piel de naranja en los glúteos más fácilmente.

>>>Haz click aquí para saber cómo eliminar la celulitis en menos de 60 días de manera natural<<<

2. Sentadillas

sentadillas para la celulitis y la piel de naranja

En este ejercicio vamos a colocar los pies a la altura de nuestros hombros. Nos mantenemos firmes en el suelo mientras poco a poco doblamos las rodillas, hasta que consigamos que los muslos se encuentren paralelos a la superficie.

Es importante que las rodillas no sobresalgan más que los dedos de los pies y que el abdomen esté firme en todo momento, para evitar lesiones y proteger la zona lumbar.

Aguantamos esta posición durante unos segundos y repetimos el ejercicio un total de 20 veces. Cuando tengamos mejor condición física deberemos efectuar al menos un par de series.

Al igual que el caso anterior, podemos añadir resistencia a nuestras sentadillas colocando un par de mancuernas en nuestros hombros. Un último consejo para maximizar este entrenamiento: mantén las rodillas un poco dobladas cuando estés en la posición inicial, nunca rectas.

3. Abductores

Tenemos que acostarnos en una superficie plana sobre nuestro lado derecho, con las piernas rectas una encima de otra. Apoyamos nuestra cabeza con la mano derecha y colocamos la otra en el suelo. Manteniendo las piernas estiradas todo el tiempo, levantamos la izquierda todo lo arriba que podamos y la bajamos lentamente sin llegar a tocar la derecha.

Repetimos este ejercicio en dos series de 15. Cuando tengamos mejor condición física también podemos, al igual que en los casos anteriores, añadir resistencia colocando algunas pesas en nuestras piernas.
opinión de Cuerpo sin celulitis

Deja tu opinión